OFERTAS Y RECOMENDACIONES

Recomendaciones Aquabaño Instalaciones

Oferta Aire acondicionado EAS ELECTRIC ADVANCED2 25

699 IVA incluido instalación básica Unidad interior EMX25NW Unidad exterior EMX25EX Gas refrigerante R32 Potencia frigorífica 2244 frig/hora Potencia calorífica 2244 kCal/hora 2 Años de garantía TOTAL 5 Años de garantía en compresor Clasificación energética A++/A+...

Convierte tu radiador convencional en uno de alta potencia

TURBOFANS es un novedoso accesorio compatible con radiadores convencionales. Se compone de una serie de ventiladores colocados sobre un
bastidor y un sencillo sistema de anclaje para acoplar todo el conjunto en
la parte inferior del radiador, quedando perfectamente fijado y estéticamente integrado.

Con este nuevo dispositivo se puede convertir cualquier instalación convencional de radiadores, en altamente eficiente, obteniendo resultados incluso mejores que el suelo radiante. Todo ello sin obras, sin instalaciones complicadas, en pocos minutos y a muy bajo coste en comparación con otros sistemas existentes.

Funcionamiento

TURBOFANS incorpora un sistema de control electrónico que regula automáticamente el funcionamiento del equipo. Cuando el dispositivo detecta que la temperatura del radiador se eleva, automáticamente pone en marcha los ventiladores, multiplicando el flujo de aire que pasa por el radiador y multiplicando también el rendimiento y la potencia del mismo.

De igual manera, cuando el dispositivo detecta que el radiador se enfría al apagar la calefacción, detiene automáticamente los ventiladores.

Modular

Cada dispositivo tiene un tamaño diferente que se adapta al tamaño del radiador en el que se vaya a instalar. A mayor número de elementos en el radiador mayor número de ventiladores tendrá el dispositivo. De esta forma se garantiza que el flujo de aire generado por los ventiladores abarca a todo el radiador.

 Ventajas del dispositivo

– Se adapta al tamaño de radiador.
– Calentamiento hasta un 200% más rápido.
– Permite trabajar a muy baja temperatura (<40ºC).
– Mul4plica la eficiencia de la instalación existente.
– Mejora la calificación energé4ca del hogar.
– Reduce el consumo de combus4ble y de emisiones. Ahorro.
– Muy bajo nivel sonoro.
– No genera corrientes de aire molestas.
– No se necesita obra, ni modificar radiadores.
– Se instala rápidamente de forma fácil y sencilla.
– Anclaje a presión. No se necesitan herramientas.
– Coste muy bajo comparado con otras soluciones.
– Consumo eléctrico mínimo.
– Esté4co, apenas se dis4ngue una vez instalado.
– Man4ene el interior del radiador limpio.

Aire Acondicionado con radiadores

La instalación del dispositivo en los radiadores permite que puedan utilizarse también para proporciionar aire acondicionado. Haciendo circular agua fría por los mismos, proporcionada por ejemplo por una bomba de calor, la corriente de aire forzado que proporciona el dispositivo al ambiente será proporcionalmente frio, lo cual consigue finalmente la climatización de cualquier estancia.

Teniendo en cuenta que los radiadores están distribuidos por todas las estancias de la vivienda, el aire acondicionado también estaría disponible en toda la vivienda.
Ésta utilidad es especialmente interesante en instalaciones de aerotermia, ya que permite utilizar la misma instalación de radiadores para calefacción de baja temperatura en invierno y aire acondicionado en verano.

A partir de ahora, además de acercarte al radiador en invierno para calentarte lo harás también en verano para refrescarte.

Aire acondicionado con radiadores

Ventajas

– No se necesita eliminar los radiadores existentes.
– Se aprovecha el mismo circuito de radiadores.
– Aire acondicionado disponible en toda la vivienda.
– No requiere instalación de unidades individuales por estancia como el a/a convencional.
– No reseca el ambiente.
– Una única unidad exterior. Instalación rápida.
– La única obra es la conexión de la bomba de calor con el circuito de radiadores.
– Válido para obra nueva o existente.
– En obra nueva o reforma se evita preinstalación de a/a o conductos y calefacción por separado.
– Sistema altamente eficiente. Bajo consumo.

Descargar el PDF completo para ver estudios de ahorro reales y más.

PDF

¿Qué opción es mejor? ¿Suelo radiante o radiadores?

Al realizar una obra nueva o una reforma importante de un edificio, muchos usuarios se plantean la posibilidad de instalar climatización invisible por suelo radiante o radiadores como sistema de calefacción integrado en su vivienda. No es fácil concluir qué sistema es mejor o peor a grandes rasgos, ya que cada uno se puede adecuar mejor a diferentes necesidades. Por lo tanto, lo que sí que podemos repasar son las características y ventajas de cada uno de los sistemas para compararlos entre sí y poder elegir el más adecuado en cada caso.

Tanto el suelo radiante como los radiadores pueden ser sistemas eléctricos o sistemas por agua. En este artículo nos centraremos en comparar los sistemas que se basan en un circuito de agua caliente sanitaria.

Aunque ambos sistemas utilicen el agua caliente para calentar un espacio, la base de su funcionamiento es bastante distinta.

La calefacción por suelo radiante de agua consiste en la emisión de calor por parte del agua que circula por tubos embebidos en la placa de hormigón que conforma el suelo, con lo que conseguimos una superficie realmente amplia como elemento emisor de calor. En invierno el agua recorre la tubería integrada en el suelo a una temperatura baja si la comparamos con la temperatura que circula por los radiadores (en torno a los 30-40 ºC frente a los 70-80 ºC que requieren los radiadores) y aporta el calor necesario para lograr una temperatura de confort en la vivienda.

La ventaja de funcionar con agua a baja temperatura es que el sistema de suelo radiante resulta ideal para trabajar con una bomba de calor, que aprovecha la energía térmica contenida en el aire para calentar la vivienda, consumiendo muy poca energía y considerándose como renovable.

También existe un suelo radiante que funciona con resistencias, pero el consumo de energía eléctrica de estos equipos es notablemente alto.

En cuanto al funcionamiento de la calefacción por radiadores, la función de los elementos emisores de calor es precisamente esa: emitir y distribuir el calor procedente del agua calentada en una caldera de gas. Como hemos comentado, los radiadores tradicionales de aluminio o acero necesitan que el agua que circula por su interior alcance los 70-80 ºC para poder transmitir calor a la estancia.

Sin embargo, hoy en día existen lo que se llaman radiadores a baja temperatura, que también son capaces de funcionar utilizando una bomba de calor para calentar el agua (55ºC-60ºC), con el bajo consumo de energía que garantiza este tipo de instalaciones. Estos radiadores de baja temperatura emiten el calor de una forma diferente a los radiadores tradicionales y tienen otro tipo de características técnicas.

Suelo radiante VS Radiadores

Inversión económica

En el caso del suelo radiante, hay que decir que es más caro que una instalación de radiadores. La instalación de un sistema de suelo radiante requiere de una mayor complejidad técnica ya que conlleva más componentes como válvulas, tubería, planchas, mortero… que vienen a incrementar la inversión económica inicial. Aunque hay que matizar que, en el caso de un uso adecuado del sistema y gracias al ahorro económico que conseguiremos al consumir menos energía, la inversión inicial puede amortizarse en unos dos años.

Eficiencia energética y ahorro económico

Como hemos comentado, los sistemas de suelo radiante funcionan con un circuito de agua a baja temperatura (30-45º) frente a los radiadores que necesitan mayores temperaturas de impulsión (80-85º). Los sistemas de baja temperatura tienen menos pérdidas y la eficiencia de los generadores térmicos que utilizan (caldera condensación, bomba de calor…) es mayor, por lo tanto, consumen menos.

Por ello, el uso de suelo radiante consume entre un 10% y un 20% menos en relación a otros sistemas de calefacción convencional, como los radiadores.

Peculiaridades de la vivienda o local

Una de las características que más distinguen al suelo radiante de los radiadores u otro tipo de sistemas es su alta inercia térmica. Esto quiere decir que una vez encendido, tarda varias horas en calentarse todo el sistema y de la misma forma, varias horas en enfriarse. Esta característica puede ser tanto buena como mala, dependiendo de los hábitos de uso que tengan los habitantes de la vivienda.

Una instalación de suelo radiante es conveniente para aquellos espacios en los que su utilización se haga de forma continuada o en zonas muy frías donde siempre conviene mantener una temperatura mínima. Para viviendas en zonas templadas en las que el uso de la calefacción va a ser puntual, por ejemplo, sólo unas horas al día (de 7 de la tarde a 8 de la mañana), es más recomendable instalar y trabajar con radiadores.

Espacio y estética

Al margen de otras características técnicas sobre su funcionamiento, es cierto que una de las mayores ventajas del suelo radiante es que es prácticamente “invisible”, exceptuando un pequeño armario integrado en la pared que esconde las válvulas de regulación del sistema, dejando todo el espacio libre para el diseño de interiores.

Los radiadores, por el contrario, ocupan un espacio físico considerable, que debe ser tomado en cuenta a la hora de diseñar la distribución del mobiliario de la casa.

Lo que sí que debemos tener en cuenta en una instalación de suelo radiante es precisamente el tipo de suelo que llevará el sistema, siendo preferibles suelos de mármol o baldosa cerámica. No es que sea incompatible con la madera, pero dependiendo de la calidad de la misma, puede dar más problemas.

Tipo de calor que emite

Con el suelo radiante, la temperatura del aire cercano al suelo será ligeramente superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza y el calor se reparte de forma uniforme por toda la casa, y no se acumula en zonas puntuales como en la zona más próxima a los radiadores. Además, al no producirse corrientes de aire se reduce el polvo, no produce sequedad y la baja humedad consigue evitar la aparición de ácaros.

Hace años existía el mito de que el suelo radiante fomentaba la aparición de varices debido al contacto directo del calor en las piernas, pero con las bajas temperaturas con las que circula el agua por el sistema, la sensación al taco no será de más de 25 grados lo que no va más allá de una sensación agradable de confort, nunca de molestia.

Opción de frío

El suelo radiante también puede ser refrescante. En invierno el agua recorre la tubería integrada en el suelo a una temperatura en torno a los 35-40 ºC y aporta el calor necesario para lograr una temperatura de confort en la vivienda. Pero existe asimismo la interesante posibilidad de emplear una instalación de este tipo para una conseguir una climatización integral que nos aporte calefacción durante el invierno y refresque el ambiente en los meses cálidos. Así, en verano el agua recorrerá la instalación a unos 14-18 ºC, absorbiendo el exceso de calor del local y proporcionando una agradable sensación de frescor.

Los radiadores tradicionales, sencillamente, no ofrecen esta opción.

Suelo radiante refrescante

Suelo Radiante Refrescante

 La calefacción por suelo radiante se viene empleando desde la antigüedad. En un inicio, consistía en canalizar los humos de la combustión bajo el suelo con el fin de elevar su temperatura y aportar calor al local. Posteriormente, ya a mediados del siglo pasado, comenzaron a emplearse nuevas instalaciones que se basaban en el transporte de agua caliente por el interior de una serie de tubos embebidos en el suelo de la vivienda.

Este tipo de instalación se vio acompañada de innumerables problemas debidos a la corrosión de los tubos de metal y a los insuficiente nivele de aislamiento de las viviendas.

En la actualidad, el desarrollo de los materiales plásticos para la conducción de agua, la mejora de los niveles de aislamiento y la posibilidad de regular correctamente las instalaciones permite a los usuarios disfrutar de unos niveles de confort muy superiores mediante la climatización por suelo radiante/refrescante.

Funcionamiento del suelo radiante refrescante

La calefacción por suelo radiante consiste básicamente en la emisión de calor por parte del agua que circula por tubos embebidos en la losa de hormigón que constituye el suelo. De esta forma conseguimos una gran superficie a como elemento emisor de calor. En los meses fríos, a una temperatura en torno a los 35-40ºC, el agua recorre los tubos que cubren el suelo y aporta el calor necesario para calefactar la vivienda.

Existe asimismo la interesante posibilidad de emplear este tipo de instalación para una climatización integral, proporcionando calefacción en invierno y refrescamiento en verano. De este modo en los meses cálidos haremos circular agua en torno a 15ºC por la instalación, que absorberá el exceso de calor del local y proporcionará una agradable sensación de frescor.

Componentes de la instalación

Una instalación de climatización por suelo radiante/refrescante se compone del generador, los elementos necesarios para la distribución del fluido y la regulación.

Generadores

Los sistemas de suelo radiante/refrescante optimizan la utilización de generadores de la máxima eficiencia energética, con lo que se disminuye el consumo, se reduciendo la emisión de contaminantes a la atmósfera y se respeta el medio ambiente. El empleo de calderas de condensación es una aplicación idónea, puesto que al trabajar a baja temperatura optimiza su rendimiento. La integración de enfriadoras de agua reversibles o captadores solares térmicos aporta soluciones para una climatización integral.

Distribución

La distribución del fluido portador a los circuitos se efectúa mediante colectores de ida y retorno a los que se conectan los circuitos.

El conjunto colector incorpora una serie de elementos:

  • Purgadores para extraer el aire contenido en la red de tuberías que dificulta la circulación del agua y disminuye la transmisión de calor.
  • Válvulas de llenado y vaciado.
  • Válvulas manuales en el colector de ida que permiten abrir o cerrar el paso de agua a los circuitos en función de la temperatura alcanzada en el local, con la posibilidad de automatización mediante un termostato ambiente.
  • Reguladores de caudal que permiten fijar el caudal adecuado en cada circuito.
  • Termómetros, tanto en la ida como en el retorno, para comprobación visual de las temperaturas del sistema

La capa de aislamiento sobre el forjado evita que el calor desprendido por los tubos se transmita hacia la planta inferior.

La banda de zócalo perimetral que debe situarse a lo largo de las paredes permite el movimiento de la placa y evita las pérdidas de calor en el perímetro del local.

Tubo

El tubo es el elemento principal. Es el encargado de transportar el agua a través de la instalación y de transmitir el calor. Entre los materiales plásticos empleados en canalizaciones el polibutileno (PB) es el termoplástico que mejor se adapta al diseño y ejecución de las instalaciones de suelo radiante gracias a su flexibilidad y comportamiento a largo plazo. En comparación con otros materiales plásticos el PB presenta un reducido módulo de elasticidad que permite una mayor facilidad de instalación del material, así como una menor dilatación térmica que genera unas tensiones tan reducidas que son perfectamente absorbidas por el material.

Por otra parte, y en concordancia con la norma EN 1264, se recomienda el empleo de tubos con capa de barrera de oxígeno. De este modo se reduce el aporte de oxígeno al agua, lo que protege de la corrosión a los componentes metálicos de la instalación.

La distribución del tubo puede ser en serpentín o espiral, siendo esta última disposición la recomendada ya que permite una mayor uniformidad en la distribución del calor, así como una mejor homogeneidad de temperaturas.

Recubrimiento del suelo

La placa de mortero rodea a los tubos y almacena y transmite el calor cedido por el agua que circula a través de los mismos. El espesor mínimo de esta capa por encima de los tubos, según indicación de la norma EN 1264 y por razones de ejecución, debe ser de 30mm como mínimo. Es habitual el empleo de aditivos que fluidifican el hormigón, lo que permite un perfecto recubrimiento de los tubos y evita posibles bolsas de aire que perjudicarían la transmisión de calor.

Los sistemas de climatización por suelo radiante permiten el empleo de cualquier tipo de pavimento, sin embargo, y como es lógico, su comportamiento ante la transmisión de calor diferirá en relación con los diferentes coeficientes de conductividad térmica.

La regulación de la instalación

Los elementos de regulación de la instalación constituyen una parte muy importante de la misma, puesto que los parámetros para el óptimo funcionamiento de la instalación deben adecuarse tanto desde el punto de vista del confort como del ahorro energético.

En primer lugar, la regulación de la temperatura de impulsión permitirá que ésta varíe considerando la influencia de los siguientes parámetros:

  • Temperatura exterior
  • Temperatura ambiente interior
  • Temperatura superficial
  • Temperatura de rocío interior para evitar el riesgo de condensaciones

La regulación de la temperatura de impulsión en función de la temperatura exterior permite obtener una respuesta del sistema más ágil ante variaciones en la temperatura exterior. Debe tenerse en cuenta que la inercia de la instalación es importante ya que tenemos que calentar la losa de hormigón para que esta a su vez emita el calor a través de su superficie. Por tanto, la velocidad de respuesta de la instalación es completamente diferente a la que podríamos esperar de una instalación, por ejemplo, de radiadores.

Existe la posibilidad de modificar la temperatura de impulsión a la instalación en función de la temperatura ambiente alcanzada en el local. A modo de ejemplo, en periodo de calefacción la temperatura de impulsión se irá reduciendo a medida que la temperatura registrada en la habitación se aproxime al valor fijado como de confort.

La existencia de una sonda de temperatura superficial, generalmente ubicada sobre la losa de mortero y bajo el recubrimiento final del suelo, permite limitar la temperatura superficial tanto en periodo de calefacción como en refrescamiento. El valor límite para la temperatura superficial se establece en 29ºC en periodo de calefacción y en 19 ºC en periodo de refrescamiento.

En periodo de refrescamiento es necesario controlar las condiciones higrométricas, temperatura y humedad relativa ambiente, de forma que la temperatura superficial no descienda por debajo de la temperatura de rocío y evitando de este modo la formación de condensaciones. En estas condiciones la temperatura mínima del suelo queda condicionada por la temperatura de rocío.

Por otra parte, la regulación de temperatura ambiente permite diferenciar distintas zonas de temperatura en la vivienda, controlando, desde termostatos ubicados en cada uno de los locales, la apertura o cierre de los circuitos en función de la temperatura alcanzada.

Ventajas del suelo radiante

La climatización por suelo radiante ofrece unas condiciones de máximo confort, y ello se debe a los siguientes factores:

  • Hay una distribución uniforme de temperaturas con lo que se eliminan las zonas excesivamente frías o calientes y se genera una emisión o absorción de calor muy uniforme en todo el local.
  • Se eliminan las corrientes de aire, motivo de gran nivel de disconfort.
  • Se dispone de un ambiente muy saludable al eliminarse las corrientes de aire que remueven el polvo y causan problemas entre las personas alérgicas, asmáticas, etc.

La superficie del suelo pasa a ser el elemento emisor, con lo que se evitan los problemas suelen originar otro tipo de elementos emisores en lo que a decoración se refiere.

Es la instalación ideal en locales con techos elevados puesto que se mantienen las condiciones de confort en la zona de ocupación.

Se reduce el coste energético de la instalación, ya que permite trabajar con temperaturas inferiores en calefacción y superiores en refrescamiento con grado de confort equivalente.

Es una instalación silenciosa, debido a la ausencia de radiadores y a las características propias de la tubería de polibutileno.

FUNCIONAMIENTO DE BOMBA DE CALOR AEROTERMIA MODO CALEFACCION

La Aerotermia es un sistema que aprovecha la energía térmica contenida en el aire considerada como energía renovable y la transfiere dentro de la vivienda para proporcionar calefacción ,refrigeración y agua caliente sanitaria en función de cual sea las necesidades de confort de la vivienda, por ello se emplea una bomba de calor de aire agua con tecnología inverter que ofrece una alta eficiencia energética ya que para producir una potencia en calefacción de 3 kw incluso más solo necesita consumir 1 kw de energía eléctrica ya que los 2 kw restantes los absorbe del aire de ambiente.

Otro de sus ventajas es la gran versatilidad de las bombas de calor empleadas en aerotermia ya que pueden ser combinadas con emisores térmicos como radiadores fan coil o suelo radiante lo que permite conseguir un alto grado de confort en la vivienda funcionando con temperaturas de calefacción bajas permitiendo así conseguir importantes ahorros energéticos sin renunciar al confort.

No solo la eficiencia y el ahorro que se consigue con esta tecnología son las razones para apostar por la instalación de bombas de calor aire agua en instalaciones domésticas sino que además al usar una energía inagotable como es el aire no generan emisiones directas de CO2 y por tanto un sistema qué contribuye a la disminución de gases de efecto invernadero la versatilidad de las bombas de calor aire agua permiten combinarse con otros generadores cómo calderas de gas o gasoil está posibilidad permite aprovechar la caldera existente en la vivienda y conectarla a una bomba de calor formando un sistema híbrido de calefacción, la combinación de ambos sistemas permite conseguir importantes ahorros energéticos que pueden alcanzar hasta un 60 % respecto a otro sistema que usan solo calderas,

Para empezar una bomba de calor es básicamente una máquina frigorífica que toma calor de un espacio frío y lo transporta a otro más caliente la aerotermia se basa en la utilización de una bomba de calor aire-agua la mayoría de tipo Split o sea que está dividida en dos unidades una denominada unidad exterior y otra denominada unidad interior los cuales están unidos por dos tuberías que transportan un fluido frigorífico una que denominaré tubería de líquido la más delgada y otra tubería de gas la más gruesa ,cuando la máquina trabaja en modo calefacción no lo que se va a conseguir es que la unidad exterior absorba calor del aire y lo transporte hacia la unidad exterior dónde se cede al agua que se quiere calentar para calefacción a baja temperatura o agua caliente sanitaria en cambio cuando la máquina trabaja en modo refrigeración lo que se va a conseguir es que la unidad interior absorba calor del agua para enfriarla y la transporte hasta la unidad exterior dónde se va a ceder al aire del ambiente.

Próximamente describiré los componentes básicos del circuito frigorífico que hay en cada unidad y luego explicaré cómo es el funcionamiento de una bomba de calor aire agua doméstica comercial.

En el esquema de principio podemos ver el circuito frigorífico de una bomba de calor dónde por un lado la unidad interior contiene el intercambiador de calor agua refrigerante mientras que la unidad exterior contiene el resto de los componentes del circuito frigorífico cómo son el compresor el intercambiador de calor aire refrigerante, la válvula de expansión electrónica y la válvula de 4 vías.

La bomba de calor puede funcionar en modo calefacción o refrigeración gracias a esta válvula de cuatro vías que invierte el sentido del fluido refrigerante que se mueve por el interior del circuito frigorífico cómo explicamos con más detalle más adelante.

Tomando como inicio del circuito frigorífico la válvula de expansión y siguiendo la flecha marcada en el esquema veréis qué el refrigerante saldría de la válvula de expansión en estado líquido con una pequeña cantidad de vapor a baja presión llegando al intercambiador de calor aire refrigerante dónde se va a producir su vaporización es decir cambia su estado de líquido a vapor en este proceso el refrigerante absorbe calor del aire de ambiente y sale de dicho intercambiador en estado de vapor sobrecalentado a baja presión y temperatura llegando a la válvula de 4 vías quién lo va a conducir hacia la aspiración del compresor, el refrigerante una vez aspirado por el compresor será el encargado de elevar la presión y la temperatura para que salga en estado de vapor sobrecalentado a una presión y temperatura alta ,al llegar a la válvula de cuatro vías está se encontrará posicionada para que el refrigerante sea enviado a través de la tubería de gas hacia la unidad interior donde entra en el intercambiador de calor agua refrigerante produciéndose su condensación es decir cambia su estado de vapor a líquido en este proceso parte del calor contenido en el propio refrigerante estevid o al agua que se desea calentar y el refrigerante a la salida de la unidad interior se encuentra en estado líquido a alta presión retornando así por la tubería de líquido en dirección a la válvula de expansión reduciéndose su presión y temperatura empezando así otra vez de nuevo el ciclo frigorífico en modo calefacción hacia el intercambiador aire refrigerante de la unidad exterior.

ACLARACIONES SOBRE LA CLIMATIZACIÓN RADIANTE PARA INVIERNO/VERANO

El frío por suelo debemos considerarlo más que como un sistema de refrigeración, un sistema de refrescamiento estructural que nos permite un elevado nivel de confort en aquellas instalaciones con unas cargas térmicas controladas (reducir la temperatura ambiente entre 3 y 5ª C en el interior del local en función de las características de este).

En estos ambientes podemos mantener una temperatura entre 22º y 26º C sin movimiento del aire dependiendo de las condiciones climáticas a las que esté sometido el edificio. En este tipo de instalaciones uno de los elementos de mayor importancia es el sistema de regulación que se encarga del control de la instalación.

Para un correcto funcionamiento del sistema, deberíamos de tener en cuenta que:

La humedad relativa debe de ser inferior al 55/60% (cuando sea superior debe de dotarse a la instalación de un sistema de deshumidificación.

La temperatura en superficie de suelo no debe ser inferior a 19ª C en zonas de estar (puesto que pisar sobre pavimentos demasiado fríos es incómodo).

Los pavimentos deben formar un elemento compacto con el mortero que recubre los tubos (de lo contrario se podría producir condensación bajo los mismos).

Que a los materiales no les afecte la humedad, (pues en algunas zonas donde la humedad relativa pueda elevarse por falta de circulación de aire, por vapor de agua, etc., puede producirse alguna condensación que los pueda dañar).

Debido a los puntos anteriormente mencionados, consideramos que se debe de evitar siempre pavimentos capaces de absorber humedad al realizar una instalación con frío.

Cumpliendo con estos requisitos, este sistema nos proporciona un gran bienestar por los siguientes motivos:

No existen movimientos de aire ni aumento de la presión interior, lo cual hace que podamos disponer de un sistema totalmente limpio y confortable.

No reseca el ambiente, lo cual nos permite respirar mejor.

Evita el almacenamiento de calor en la placa de suelo delante de las ventanas, etc.

Consumo muy reducido, debido a que la enfriadora a instalar sería de la mitad de potencia que necesitaríamos con un sistema de aire convencional.

Mínimo mantenimiento. Dicho mantenimiento quedaría reducido al propio de la máquina en sí. En este caso nos evitamos la limpieza y mantenimiento de rejillas, filtros, difusores, etc. Inexistentes en esta instalación

Sistema climatización radiante según norma UNE EN 1264-4

Espesor de la placa aislante en función de la temperatura en la cara inferior del forjado

 

 

Especificaciones

 

Sobre forjado calefactado

Sobre forjado no calefactados, sobre terreno o volados

Tª sup. ≥ 0ºC

 

Sobre forjados volados

Tª 0ºC ≥ -5ºC

Rʎ Ins (m²K/W)

0,75

1,25

1,50

Tipo de forjado

A

B

C

Elemento base correspondiente

(ver casa)

BICAPA 22/45

BICAPA 40/62

BICAPA 50/70

Altura sin solados

(ver sección)

X=22 Y=45

Z=90

X=40 Y=62

Z=105

X=50 Y=70

Z=115

 1.- Placa aislante termo-acústica, bicapa para instalaciones de calefacción por suelo con una capa de color blanco, de alta resistencia mecánica y elevado aislamiento térmico y una capa superior de film para evitar la absorción de humedad y el apelmazamiento de la capa aislante.

2.- Tubo EVOHFLEX PRO/PLUS Antidifusión de 5 capas. Está certificado según norma UNE. Incorpora recubrimiento exterior de polímero con micropartículas metálicas para aumentar la resistencia a la abrasión y evitar que la humedad entre en contacto con la capa de Evoh.

3.- Tira perimetral en polietileno expandido flexible y plastificado. Sirve para absorber dilataciones del mortero y pavimentos. Además de aislante térmico y acústico entre solera y paramentos verticales.

FUNCIONAMIENTO DE BOMBA DE CALOR DE AEROTERMIA EN MODO REFRIGERACIÓN

Cuando la maquina de Aerotermia trabaja en modo refrigeración lo que hace la unidad interior es absorber el calor del agua para enfriarla y luego en la unidad exterior es donde el refrigerante cede el calor al aire de ambiente por ejemplo si le absorbe al agua 2 kW de potencia térmica y los cede al aire de ambiente para realizar este trabajo tuvo que haber consumido una potencia eléctrica de 1 kW .

Así pues cuando la máquina trabaja en modo refrigeración la unidad interior trabajara como evaporador y la unidad exterior trabajara como condensador.

Si ponemos como punto inicial de un ciclo frigorífico la válvula expansora el refrigerante circularía en estado liquido a baja presión con una pequeña cantidad de vapor enviado a través de la tubería de liquido hacia la unidad interior donde entra en el intercambiador de calor agua refrigerante produciéndose La vaporización del mismo es decir cambia su estado de liquido a vapor, en este proceso el refrigerante absorbe calor del agua que se va a enfriar y sale de dicho intercambiador en estado de vapor sobrecalentado a baja presión y temperatura donde se envía de vuelta a la unidad exterior a través de la tubería de gas que al llegar a la unidad exterior entra a la válvula de cuatro vías quien lo conduce a la aspiración del compresor que será el encargado de elevarle la presión y temperatura para que salga en estado de vapor sobrecalentado a una presión y temperatura alta que al llegar otra vez a la válvula de cuatro vías esta se encontrara posicionada para que el refrigerante sea enviado al intercambiador aire refrigerante de la unidad exterior produciéndose hay mismo su condensación, es decir su cambio de estado de vapor a liquido, en este proceso parte del calor contenido en el refrigerante es cedido al aire del a ambiente luego llega a la válvula de expansión donde se reduce su presión y temperatura iniciándose así de nuevo el ciclo frigorífico en refrigeración.de la bomba de calor de Aerotermia.

Cómo elegir la potencia de su aire acondicionado

Como calcular el consumo aproximado de un aire acondicionado

Para calcular el consumo de un aparato de aire acondicionado aproximadamente tendremos que multiplicar el consumo que nos viene en las especificaciones técnicas del aparato que nos interese comprar multiplicando este por las horas de funcionamiento diarias.

Ejemplo 3kW/h x 4 horas = 12kW al día

El resultado 12 kW lo multiplicaremos  por el precio del kW/h de la tarifa de luz que tengamos contratada que será aproximadamente de 0,12€/kWh.

12×0.12kwh= 1.44€ al día

Este dato que les ponemos como ejemplo seria en el peor de los casos cuando nos encontramos la estancia sin aire acondicionado teniendo en cuenta que hoy en día un Split inverter de ultima generación es capaz de tener consumos mínimos de 200 y 300 vatios.

Cómo elegir la potencia de su aire acondicionado

Frigorías por m2
Estancias poco soleadas
Estancias muy soleadas
de 10 a 20m2
 1750 a 2250 frigorías
 1750 a 3000 frigorías
de 20 a 30m2
 2250 a 3000 frigorías
 2250 a 3500 frigorías
de 30 a 40 m2
 3000 a 3500 frigorías
 3000 a 4250 frigorías
de 40 a 50 m2
 3500 a 4250 frigorías
 3500 a 5000 frigorías
de 50 a 60 m2
 4250 a 5000 frigorías
 4250 a 6000 frigorías
de 60 a 70 m2
 5000 a 6000 frigorías
 5000 a 6000+ frigorías
70 m2
6000+ frigorías
 

 

Ventajas de los sistemas de aerotermia

El sistema de Aerotermia es uno de los más eficientes que existen. Esto es debido a que disponen de un circuito frigorífico con refrigerante que se encarga de extraer la energía del ambiente incluso con temperaturas a – 25 grados y transmitirla a el agua mediante un intercambiador de placas. En Aquabaño instalaciones trabajamos con todas las marcas para cumplir con la exigencia del cliente recomendado las marcas por calidad precio como Mitsubishi electric ,Hitachi, Eas electric y Toshiba , ya que estas ofrecen a nuestro parecer más eficiencia, calidad y buen servicio técnico.

  • Son autosuficientes
  • Ofrecen frío, calor y agua caliente en un solo aparato
  • Requiere muy poco mantenimiento
  • Ahorro de hasta el 60%
  • Combinables con otros sistemas de energía renovables como placas fotovoltaicas

Precios de instalación de Aerotermia.

Los precios de una instalación de Aerotermia puede variar mucho en función del tipo de la instalación de calefacción que tenga su vivienda por eso le proponemos que se pongan en contacto con nosotros para conocer más a fondo los datos de su instalación y enviarle una oferta personalizada , estudio de amortización y así ver si es interesante hacer este tipo de instalación o no ya que no siempre el instalar una bomba de calor Aerotérmica tiene que ser la mejor opción .

Prestamos servicios en:

Villanueva de la cañada
Brunete
Boadilla del monte
Majadahonda
Valdemorillo
Navalcarnero
Sevilla la nueva
Quijorna
Galapagar
Colmenarejo
San Lorenzo del Escorial
Navalagamella
Villaviciosa de Odón
Alcorcón
Móstoles

Solicitud de información

Aquabaño Instalaciones
C/ Real 1 bis entrada C/ Larra s/n
28691 Villanueva de la Cañada
Teléfono: 918117708
Whatsapp: 639747481
aquabano@gmail.com
Esta web utiliza cookies propias y de terceros    Más información
Privacidad